17 de junio de 2019

Cuchillería Sin Rival


Logotipo en el portal del establecimiento (11-10-2011)
Es muy posible que, al ver la imagen inicial de esta entrada, el lector sepa exactamente donde está ubicado este letrero. El nombre “Sin Rival” seguramente le suene conocido a muchos habaneros, sobre todo los que transitan por la calle Monte, y puede que hasta para los no nativos de la capital del país sea algo famoso. Y es que estas dos palabras contienen una poderosa historia, porque en temas de implementos de costura y cocina no había otro rival para la Cuchillería Sin Rival.

Estamos en este caso ante un logotipo que ha trascendido la historia, pues incluso hoy día no es inusual que se mencione a Sin Rival sin recordar que era una cuchillería, pues así lo resaltaba su letrero lumínico hasta hace poco más de una década. Su logotipo en el piso, trabajo realizado en terrazo de color rojo que destaca en el piso gris, justo delante de la puerta de acceso al establecimiento, posee un diseño sobrio basado en la tipografía que era el sello de la empresa. El mismo nombre con igual diseño se puede ver también en el frente de su entrada, e incluso en el cristal encima de la puerta. Y si alguno tiene muy buena memoria recordará el mencionado lumínico que poseía este edificio donde se repetía el mismo logotipo.

Detalle de la entrada de la tienda (02-04-2019)
Sin Rival siempre fue famosa. Mi abuela, que era costurera, de niño me hablaba de los productos de Sin Rival, y lo que allí se vendía y que por mi edad no pude conocer. Como su nombre comercial lo indicaba —Cuchillería Sin Rival— allí se vendían cuchillos y otros implementos afines de cubiertería; pero también objetos relacionados con las artes de corte y costura, barbería, y hasta para el deporte de la esgrima.

Si revisamos toda una serie de anuncios comerciales de las décadas de 1940 y 1950, veremos que tras el recibimiento que nos ofrecía este logo en el piso podíamos encontrar en el interior del establecimiento desde tijeritas para manicura, peines y máquinas de pelar, hasta implementos para la caza y herramientas para la jardinería. Pero no solo eso: en Sin Rival usted podía mandar a niquelar y pavonar sus utensilios, repararlos y afilarlos; todo con la garantía que le ofrecía un negocio familiar con una tradición de muchos años.

Anuncios comerciales del Diario de La Marina (izquierda 1949-50; derecha 1956)
Al transeúnte que hoy pase por allí puede que le parezca que la tienda tiene un aire moderno en su estructura. Pero no se deje engañar. Sin Rival es una marca centenaria, que se fundó en los albores del pasado Siglo XX, y que aún en la actualidad —fuera de Cuba— sigue siendo una compañía que destaca por su trabajo especializado y se enorgullece de ser una empresa familiar que ha pasado de generación en generación. Precisamente gracias a uno de los bisnietos de quien fundara el negocio en La Habana he podido armar la historia de Sin Rival, en un intercambio de correos electrónicos que aportaron una buena cantidad de datos. Al señor Alex García le agradezco infinitamente.

Según Alex la compañía fue fundada por su bisabuelo José María García Vásquez quien, como muchos en esa época, había nacido en España, y seguramente llegó a Cuba en busca de prosperidad. Sin Rival inició sus actividades en 1903, y José María escogió esta rama comercial siguiendo los pasos de su familia que poseía un negocio similar en España. La selección del nombre comercial también se debe a su fundador, quien siempre adoró el significado que guardaban esas dos palabras. Bajo este apelativo comenzó una empresa familiar que se anunciaba como la “única casa en Cuba especializada en el giro de la cuchillería”.
Anuncios comerciales del Diario de La Marina (1954-1957)
Alex también cuenta: “Mi abuelo José Antonio García fue sacado de la escuela a la edad de 10 años para comenzar a trabajar en la tienda. Sus hermanos menores también trabajaron en el establecimiento, encargándose unos de la contabilidad y otros de las entregas. En 1948 mi bisabuelo falleció y desde ese momento mi abuelo asumió el negocio y lo dirigió hasta el momento en que abandonó Cuba con destino a Miami. La compañía siempre estuvo en ese lugar y no poseía sucursales; aunque sí tenía un equipo de vendedores que viajaban por toda Cuba.”

Sin Rival, como ya se ha dicho, se especializaba en objetos de cubertería, cuchillería, jardinería, etc., y también poseía su propia marca de pinzas, tijeras y cuchillos que se fabricaban en Alemania y Francia. Los objetos fabricados en Alemania, por ejemplo, se vendían con la siguiente marca impresa: Sin Rival, Made in Solingen, Germany. Sin Rival llegó a ser tan versátil que en su tienda podían comprarse hasta relojes despertadores, así como interesantes estuches de manicura y costura con curiosos diseños.

Anuncios en el Diario de La Marina (1957) y en la Guía Telefónica (1959): sección "Cuchillerías"
Aunque Alex afirma que su padre recuerda que la tienda siempre estuvo en el mismo lugar y con la misma imagen con que la conocemos los de esta época, lo cierto es que la fachada comercial que aún hoy podemos apreciar, fue una remodelación realizada en 1956 por los diseñadores de la antigua cristalería El Espejo, según lo atestigua un anuncio comercial de la empresa cristalera donde, además de Sin Rival, aparecen fotos de otras tiendas y establecimientos comerciales que en ese mismo año encargaron trabajos similares.

En los primeros años de la década de 1960, Sin Rival debe haber pasado por el mismo proceso de nacionalización que ocurrió con otros tantos negocios, y sus propietarios, como ya se adelantó, decidieron salir de Cuba y asentarse en Miami. Allí el 19 de Marzo de 1966 renace la empresa familiar, de nuevo bajo el mando de José Antonio García, quien mantuvo la tradición iniciada hacía más de medio siglo en La Habana, en un acogedor lugar que ya ha cumplido 53 años en el especializado giro de la más fina cuchillería, implementos para manicura y costura, así como un amplio surtido profesional para barberos y peluqueros, y una experiencia que nadie ha podido igualar en el arte del afilado y mantenimiento de esos productos.
Edificio de la Cuchillería Sin Rival en la actualidad (02-04-2019)
Mientras tanto el local donde se asentara Sin Rival originalmente en Monte #453 casi esquina a Ángeles,  en Centro Habana, se ha mantenido como tienda, pasando por diversas especialidades. Hoy forma parte de la Cadena de Tiendas Panamericanas vendiendo productos de aseo y de uso en el hogar. Pero si usted tiene suerte puede que encuentre algún artículo que le haga recordar que el lugar, en tiempos pasados, era la Meca de los efectos de cuchillería, y no tenía rival.


Créditos:
Sin Rival Cutlery en Miami (Fotos cortesía de Alex García)
Agradecimientos especiales al señor Alex García por los datos aportados y la aprobación del uso de algunas fotos de la tienda en Miami. Sin Rival Cutlery puede ser visitada en la dirección 1140 W. Flagler St. Miami, FL 33130, o pueden contactar con ellos a través de su página web y seguirlos en su página de Facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario